Motos Acuáticas

En las clases de la Licencia de Navegación explicamos la utilización y normas de las motos acuáticas.

Es un tema especial que debe de tener su consideración, ya que es estos tiempos en los que las actividades acuáticas se han puesto de moda, el uso de las motos se ha extendido y es bueno recordar ciertas normas básicas, algunas comunes para todo tipo de embarcaciones, pero especialmente para ellas.

Comenzar por el material de seguridad básico que hay que llevar en todo momento, por un lado: los papeles de la propia moto, el seguro y recibo de haberlo abonado, la titulación del usuario, bien el carnet de moto o bien la Licencia de Navegación actual. Aparte el único material de seguridad es el chaleco salvavidas, (de 100 newtons) y el hombre al agua.

El chaleco, aunque se comercializan de 50 newtons, en muchos casos, más deportivos, llamativos, etc.., son considerados como ayudas a la navegación, no como material de seguridad no son los autorizados al día de hoy y, por tanto, sancionables. 

Chaleco Salvavidas

Respecto al hombre al agua, recordar que lo debe portar el patrón de la embarcación/moto, nunca el copiloto de la moto, siempre verificando su funcionamiento, como medida de precaución.

Hombre al Agua

La moto acuática es un vehículo sobre potenciado, es decir, la motorización que porta y más aún las actuales, tienen un gran caballaje, con respecto al chasis de la misma, generalmente fibra con muy poco peso.

Se recomienda la utilización de guantes, traje seco y para mí, lo más importante, escarpines o zapato cerrado. Se ha puesto de moda navegar descalzo, cosa que no es seguro, ya que la moto, fabricada con fibra, puede tener algún tipo de desperfecto, raja, golpe, hundimiento que provoque una herida en los pies del/os usuario/s. Siendo más útil llevar cualquier tipo de calzado, escarpines o lo que es mejor, zapato cerrado, de forma que, aunque se moje no haya problemas, pero tenga el pie lo menos expuesto a los elementos que puedan lesionar al usuario, piedras, chinos, fibra al aire, caída, etc…

Hay que ser consciente de las velocidades que pueden alcanzar estas motos, no hay limitación en este sentido, más que dentro de los canales náuticos, puertos, ríos, etc., cuya limitación legal se encuentra en 3 nudos – algunos puertos en sus muros exteriores, cartelería y demás señalan 2 nudos, normalmente por el tipo de puerto pequeño, con curvas, salidas especiales, clubes deportivos de vela, que necesitan menor velocidad de sus clientes, para mantener la seguridad en sus recintos.

No olvidar que una moto acuática es propulsada por un chorro de agua, éste chorro sirve para dos cosas PROPULSIÓN Y TIMÓN. Efectivamente, lo ponemos en mayúsculas, no como falta de ortografía, sino para recordar a quien use una moto y para quien no lo ha hecho nunca.  

Esto quiere decir que si no utilizamos el acelerador, aunque sea de forma mínima, el chorro no se provoca y si éste no se encuentra en funcionamiento, la moto no gira. Explicado de otra forma, si no aceleramos la moto no tiene giro ninguno.

Las motos de agua, están sujetas a las mismas normas de las embarcaciones, señalización, maniobras y demás.  La limitación de navegación a 2 millas – 1 milla equivale a 1.852m – es extensible a estos vehículos.

La avería más común es el quedarse sin combustible, esto no es una avería, sino una negligencia del usuario, hay que recordar llevar siempre el depósito lleno y en caso de dudas volver a llenar.

El teléfono móvil no es obligatorio, pero sí muy conveniente, llevarlo con la batería cargada y la función de Gps conectada y el móvil a ser posible protegido y sujeto al propio cuerpo del usuario. 

Puede ser utilizada siempre de día, nunca de noche, como norma general pueden salir a navegar una hora después de la salida del sol y tiene que estar en su puerto o lugar de abrigo una hora antes de la puesta del sol.  Hay que tener en cuenta que ni el usuario está autorizado a la navegación nocturna, ni la moto tiene luces.

Una vez utilizada la moto debe de ser endulzada para su correcto mantenimiento, verificar la no entrada de agua en la sentina, comprobación de la sujeción del motor al casco por medio de los tacos de sujeción, que no se mueva el bloque, para no producir vibraciones y realizar una comprobación general de lubricación a fin de no haber tenido pérdidas.

La limpieza del remolque y accesorios es muy importante y no debemos descuidarla, pero en otro momento haremos referencia a ello. Por una navegación segura.