CURSO LICENCIA DE NAVEGACION, PNB, PER, AMPLIACION DE PER. MAS QUE UNAS PRACTICAS NAUTICAS, CONOCE Y PROTEGE EL MEDIO MARINO.

En la náutica de recreo se hace hincapié en los efectos de la contaminación dentro de la práctica de diferentes modalidades de deporte, en el entorno en el que nos desenvolvemos. Haciendo especial puntualización dentro del PNB y Per, así como en titulaciones superiores como Patrón de Yate y Capitán de Yate.  Estando presentes en las materias a estudiar en los diferentes títulos.

Pero algo básico, que se explica en la propia Licencia de Navegación, es que el patrón de la embarcación en todo momento es el responsable tanto de la embarcación como de sus tripulantes, así como de todo aquello que le rodea.

Debe conocer el tenedero (fondo marino) donde va a echar el ancla, si es cascajo, fango, arena, piedra, etc.., y sobre todo si hay posidónea en la zona. La posidónea es un alga que crece desde el fondo y tiende a la superficie buscando la luz del sol, como cualquier otra planta. Es la responsable de una parte del carbono orgánico que se emite al agua, creando un ambiente para animales de todo tipo que aprovechan estos lugares para protegerse, la cría y su crecimiento.

Pero no sólo este tipo de alga, hay que tener en cuenta a los moluscos son la filtración del agua, recogen parte de esta basura, los peces y demás animales que viven en nuestros mares y océanos.

Debe prever posibles contaminaciones que su embarcación pueda causar, realizando las labores de carga de combustible en las zonas habilitadas para ello, o sea en las gasolineras de los puertos, ya que allí es donde tienen los medios para en caso de contaminación, poder atajar rápidamente lo sucedido.

Debe auto protegerse en todo lo relacionado con el motor, ya no sólo por su propia seguridad a la hora de la navegación, (si se queda si propulsión, mal va a acabar) sino también por posibles escapes de aceite y combustible, bien por mal funcionamiento o bien por los depósitos que os alberga.

Debe, en caso de avistamientos, de no cruzarse entre los animales, delfines, ballenas, etc.., ni darles comida, las aproximaciones deben de hacerse de manera lenta y suave, si interrumpir o impedirles su paso, siempre si es posible desde una posición lateral posterior.

Debe de conocer las zonas de navegación, sabiendo dónde se encuentran las zonas militares, Reservas Naturales, las Zepim (Zonas de Especial Protección). En caso de dudas Google las puede enseñar, los puertos, marineros de la zona, etc.., y demás usuarios.

Los usuarios también tienen obligaciones al respecto, y es el no arrojar nada al agua, ya que cualquier elemento por pequeño que sea puede alterar el medio acuático o a sus habitantes. Enredándose con redes, sedales, anillas de bebidas, tragando plásticos, colillas, etc… que al final acaban en nuestros platos, en los fondos o en la arena de la playa, donde visualmente volvemos a invertir en su recogida.

Teniendo en cuenta los gastos que se originan, y los recursos económicos de los que dependemos son una ardua tarea de educación ambiental la que debemos de realizar, ya que dependemos del turismo tanto de playa como de interior, dependemos de la alimentación del mar para una correcta alimentación, poniendo en juego todo ello por pequeños gestos.

Y en general, hacer lo que en su casa haría y no hacer lo que en su casa no haría, tener sentido común, aunque a veces sea el menor común de los sentidos.

Por una Navegación segura.