Consejos para pintar una embarcación de radiocontrol

Trucos de Pintura

Para comenzar a pintar lo primero que tenemos que saber es sobre qué tipo de material vamos a hacerlo. Ya sea fibra epoxi, fibra de vidrio, poliéster, plástico o Abs.

  Para darle el tratamiento adecuado y saber que tipo de pintura usar, lo primero que haremos es preparar la pieza sobre la que vamos a trabajar. Retiraremos cualquier tipo de pegatina o restos de una antigua decoración, nos ayudaremos de algún decapante o disolvente, siempre y cuando no sea perjudicial para el casco o podamos hacer algún daño en él, después de retirar todo resto de pegamento o pegatina, pasaremos a lijar el casco con lija de agua y de grano 500, para ayudar a matizar el color original y después para rematar el trabajo, usaremos una 800 de grano ó 1200, siempre con agua para matizar el trabajo, ya que lo que queremos conseguir es quitar el brillo de la pintura original a eso se le llama matizar. No es necesario quitar toda la pintura original, ya que eso nos ayudara como base para aplicar la nueva pintura, después del proceso de lijado mojaremos el casco con agua para retirar toda la suciedad que ha producido al lijarlo; secaremos el casco con una bayeta o papel de celulosa, lo idóneo es tener el casco sin timón, turfines, bocina y eje, ya que así podremos trabajar mejor sobre él.

También recordar que desde antes del lijado, tendremos claro qué diseño haremos en el mismo dependiendo de la línea del casco, y qué diseño haremos en él, ya sea de un solo color o varios.    Teniendo el diseño pensado, el casco desmontado, lijado y limpio, podemos comenzar. Para ello, aparte del agua que usaremos para retirar el polvo de lija, podemos utilizar un papel de celulosa con un poco de disolvente de limpieza, para dejar limpio de algún tipo de siliconas y resto de algún material, que haga que la pintura sea rechazada al aplicarla. Una vez preparado todo, pasaremos al empapelado según queramos pintar dándole el nuevo diseño, dependiendo de los colores que vayamos a poner iremos empapelando (enmascarando) las zonas del barco que queramos en cada color y para ello usaremos plástico y cinta de carrocero.

Tenemos el barco listo para pintar, pero antes de ello sería bueno volver a pasar ese papel de celulosa con disolvente de limpieza. De ese modo limpiaremos toda huella de nuestras manos que queden de haber estado trabajando en sobre él. Es importante tener el barco en una bancada o soporte para pintar, ya que no podremos moverlo y nos hace falta que este completamente quieto.

Y ya  por fin pasamos al pintado. Éste debe hacerse en un sitio limpio sin aire ya que de lo contrario podríamos estropear el trabajo. Aplicaremos la pintura desde una distancia entre 20 ó 30 cm y daremos una capa  muy fina para que vaya cogiendo color y darle un fondito.

Dejaremos secar unos 7 u 8 minutos y aplicaremos una segunda mano más cargada que la primera, dejando secar unos 15 minutos y si es necesario daremos una tercera mano  – si el color lo requiere – Hay colores que cubren más o menos dependiendo del pigmento. Para verificar que esta seco nunca tocaremos el barco, ya que se podría marcar el dedo (huellas) para saberlo tocaremos cualquiera de las partes empapeladas o la mesa donde hemos pintado.

El secado de la pintura tiene dos fases.

   La primera es secado o libre de polvo, donde  al tacto se marcarían las huellas, y el segundo y al que hay que prestar atención es secado  al tacto, que se produce cuando la pintura está seca completamente y podemos manipular el barco, ya tenemos un color pintado retiraremos los papeles con mucho cuidado y ahora tendremos que empapelar la zona pintada, para ahora darle color a lo que ha estado tapado anteriormente; haremos el mismo proceso y una vez secado al tacto, quitaremos los papeles y ya está listo de pintura. El siguiente paso sería darle la mano de laca, para de esta forma, darle brillo y durabilidad a la pintura.

   Si el casco lo compone varias piezas, (cúpula, casco, tapa), aplicaremos las manos de laca por pieza, de esta forma se aplicará uniforme.

En cuanto a las manos de laca, se darán tantas como sean necesarias para darle una terminación perfecta, recuerda que el pintado si es de un solo color, pintaremos de igual manera y con los mismos pasos sólo que el empapelado seria mínimo. Por lo demás todo igual: mismo secado, distancia de aplicación de pintura, manos de pintura y laca – está claro y lógico – que pintar a un sólo color es bastante mas rápido y menos trabajo.

El resto de útiles para trabajar, tipos de pintura, etc..,  lo veremos en otro artículo ya que este tema es algo muy usual en nuestro deporte, por el uso continuo que hacemos sobre los cascos de las cintas adhesivas, el agua, los roces de carrera y los traslados.