Confusión en los monitores

En algunos de los cursos de monitores de motonáutica nos preguntan las competencias de esta titulación, como si de un carnet, licencia o título náutico se tratara.

No es el caso. Este título no permite la navegación de ningún tipo de embarcaciones. Es más, se solicita que el monitor tenga, o inmediatamente obtenga su licencia de navegación, al menos, si no tener pnb o per, (patrón de navegación básica o patrón de embarcaciones de recreo) para completar esa formación. 

El curso de monitor de motonáutica no es tampoco un título de monitor deportivo, ya que esta figura no está concebida como tal, no entrenamos pilotos, sino que trabajamos en los canales náuticos, realizando una labor en muchas ocasiones poco reconocida, no sólo enviando clientes al agua, sino educando y formando para un elemento que es más que agradecido, por los buenos ratos que nos da, como es la moto acuática.

El monitor de motonáutica está señalándose como una figura clave en la náutica de recreo, ya que acerca las motos y en definitiva los deportes náuticos a los clientes, quienes pueden probar lo que se siente sobre una moto. Ésta forma parte de un deporte que lleva bastantes años creciendo poco a poco y que el confinamiento ha hecho despegar en todo el litoral español. Ya que el público en general en estos tiempos, quiere casas rurales o actividades náuticas, opción esta última elegida mayoritariamente en el verano, debido a las temperaturas, tener kilómetros y kilómetros de todo tipo de costa y oferta de ocio en todas nuestras playas, incluidas en las de interior, que olvidamos que existen muchas veces y que sería conveniente ver las posibilidades que tienen pantanos como los de Jaén, Aragón, Guadalajara, etc.., para transformación en zonas deportivas para el baño, vela y por supuesto motonáutica. Una opción más de negocio, sostenible, abierto a todo tipo de ideas.

Los monitores en muchas ocasiones compatibilizan su labor en temporada de invierno con los deportes de nieve o montaña, de forma que una vez terminada una temporada, pasa a la otra inmediatamente, prácticamente sin dejar de trabajar. Opciones para muchos que se están viendo truncadas en la montaña, por el Covid, que ha arrastrado por desgracia de muchos negocios de ocio de montaña.

La misión real de un monitor de motonáutica es la de vigilancia, mantenimiento, formación de clientes, en los canales náuticos, que realizan actividades de excursiones, alquileres por horas o días de motos acuáticas, dentro de un circuito balizado.

Quienes estén interesados en esta opción laboral de futuro, pueden ponerse en contacto con nosotros a través de nuestras vías de contacto, email, tfno., whatsap.

Realizamos un curso intensivo, de forma que, con un examen teórico más una práctica obligatoria en moto y embarcación rápida, el monitor toma contacto con los elementos que va a utilizar en su trabajo, realizando las maniobras más comunes e importantes del mismo. Apuesta por ti mismo.